domingo, octubre 16, 2016

Camina cada mañana, notarás la diferencia

Vivimos en la era de las prisas. Si vives en una gran ciudad (o en una de las llamadas ciudades dormitorio) entenderás de que te hablo. Nos levantamos, desayunamos rápidamente algo de bollería industrial, nos vestimos, y salimos a nuestro coche o al transporte público para llegar a nuestro lugar de trabajo, donde nos tiramos, bien de pie o bien sentados, todo el día quietos sin movernos. Miles de años de evolución para destinar nuestros mejores años de vida a estar parados, trabajando un tercio de nuestro día, porque "tenemos que realizarnos en el trabajo".


El objetivo final sería conseguir poder vivir de algo que nos apasione, pero ese es un objetivo muy ambicioso que no voy a tratar ahora (ooooh). De momento, podemos hacer algo para que nuestro día no sea tan monótono y lleguemos con un aura fresca a nuestro puesto de trabajo (mientras seguimos pensando cómo poder montárnoslo por nuestra cuenta y cumplir nuestros sueños).

¿Por qué no andar cada mañana media hora? No tengo tiempo, diréis muchos. ¿Seguro? ¿Tan completa tenemos nuestra agenda que no podemos dedicar media hora a andar? Yo puedo elegir ir al trabajo en autobús que tarda diez minutos o coger un cercanías que tarda otros diez y luego atravesar un parque, que me lleva unos quince minutos, antes de llegar al trabajo. Cuando cojo el autobús llego al trabajo somnoliento y sin ganas de nada. Cuando atravieso el parque, llego relajado y más despierto.

No todos tenéis la posibilidad de atravesar un parque antes de llegar al trabajo, pero un paseo matutino hará que lleguéis más despiertos y enérgicos, y esto se notará en lo que hagamos el resto del día. Si vais en autobús, tal vez podáis bajaros un par de paradas antes y caminar hasta el trabajo. Si vais en coche, tal vez podáis aparcar un poco más lejos en lugar de delante de nuestro trabajo. Sí, requerirá más tiempo de transporte, pero vuestro humor (y vuestra salud) lo agradecerá.
• • •

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada