domingo, octubre 16, 2016

¿Es bueno leer cada noche?

Para mí, absolutamente. Las noches en las que mejor duermo son aquellas noches en las que, leyendo un libro, me doy cuenta de que empiezo a no prestar atención a lo que estoy leyendo porque mi mente está ya pensando en apagarse. Ese momento en el que el libro se te cae de la mano y te llevas un sobresalto es la llamada infalible de que, si cierras el libro y apagas la lámpara de la mesilla de noche, vas a caer dormido en menos de diez segundos.



¿Me pasa únicamente con la lectura? No. Una conversación tranquila también me lleva irremediablemente a brazos de Morfeo, pero no de una manera tan repentina como el libro. Lo que está claro es que dedicar los últimos minutos de cada día al ordenador, el teléfono móvil o el televisor no me ayuda a conciliar el sueño.

Así que tenemos que identificar qué actividades nos hacen dormirnos como niños, y aplicarlas a nuestra rutina diaria antes de irnos a la cama. Y es que dormir bien es fundamental para poder rendir al día siguiente.
• • •

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada