lunes, octubre 17, 2016

Hábitos de ejecutivos exitosos que te pueden ayudar

En la inmensa mayoría de los casos, alcanzar el éxito no es fruto de la suerte o la casualidad. Vale, se necesita una buena dosis de suerte, pero la suerte no llega por sí sola: se la encuentra. Y para encontrarla hay que tener constancia y perseverancia, además de disciplina. Para ello, os ponemos a continuación algunos hábitos que gente exitosa realiza y que podemos adoptar para nosotros mismos.


Escribe las cosas (a mano)

Tus nuevas ideas. Tus retos. Tus objetivos diarios. Tus tareas. Escríbelas, y escríbelas a mano. Nada es tan reconfortante como tachar una tarea realizada realizando un trazo en un papel. Y si tienes una buena idea, tal vez sea demasiado tarde cuando hayas encontrado donde escribirla (ten siempre un bloc a mano) o cuando te encuentres inspirado para comenzar con ella.

Lee cada noche

Hay un capítulo de LOST en el que Jack se sorprende cuando ve a Sawyer leyendo tranquilamente por la noche. El sureño le responde que F. D. Roosevelt leía cada noche, incluso en tiempos de guerra. Leer inspira y relaja. No te olvides de leer.

Da y recibirás

El ser humano es un animal social y, al final, casi todos los seres humanos somos buenos. Todos tenemos nuestras peculiaridades, pero podemos decir que la gente bondadosa es mucho más numerosa que la gente malvada. Realizar favores a los demás, aparte de gratificante por sí mismo, podrá sernos de ayuda cuando seamos nosotros los necesitados

Elimina decisiones rutinarias

La vida es un conjunto de decisiones. Y dentro de esas decisiones, hay decisiones más rutinarias que otras. No es lo mismo decidir qué desayuno o qué ropa me pongo que qué decidir realizar en esa tarea laboral que me trae por la calle de la amargura. Bien, pues el truco está den dejar al cerebro trabajar en las decisiones importantes y dejar las rutinarias para nuestro "yo" automático. 

Duerme bien

Imprescindible. Estar descansado es un must en toda regla.

No pienses demasiado

Pensar está bien. Detenerse un momento antes de tomar una decisión es una buena práctica, pero no dejes que ese tiempo se vuelva eterno. Las decisiones son eso: elecciones. Y no siempre una es mejor que otra. Sencillamente, son distintas. No dejes de hacer algo porque no fuiste capaz de decidirte sobre qué camino tomar.

Muévete

Mover el culo te hace estar despierto y enérgico. Revitaliza. En un mundo en el que la mayoría de nosotros no nos movemos, es indispensable realizar actividad física antes o después de ir a trabajar.
• • •

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada