domingo, octubre 16, 2016

No mires tu teléfono móvil nada más levantarte

Vivimos en la era de la tecnología. Y lo llevamos al límite. Nuestro teléfono móvil (bueno, peor dicho, nuestro smartphone) es la última cosa que vemos antes de cerrar los ojos y la primera que vemos al despertarnos. Si lo piensas, es un tanto triste, ¿no?


Os propongo una cosa: no miréis el teléfono nada más levantaros. Es difícil, porque la mayoría de nosotros utiliza el teléfono móvil de alarma. ¿Por qué? Pues porque nos hemos mudado y no tenemos necesidad de tener un despertador old fashioned en nuestra habitación. Bien. Nos hemos ahorrado el dinero, y ahorrar siempre es positivo. Así las cosas, hay que apagar la alarma y dejar el teléfono en la mesilla, ir a desayunar, estirarse, lavarse la cara, abrir las ventanas y disfrutar de la quietud de la buena mañana para poner nuestra mente en orden (¿he dicho ya que tenemos que habituarnos a levantarnos antes para disfrutar de esos momentos de silencio absoluto?).

Así que, mi propuesta es que no miremos el teléfono móvil hasta que salgamos de casa para ir a trabajar. Vamos, nada que no haya hecho la humanidad durante toda la historia hasta hace diez años. Tomaos esa media hora de estar en casa para estar con vosotros mismos o mantener una conversación agradable con vuestra pareja.
• • •

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada