domingo, octubre 16, 2016

¿Qué son los aristócratas del dividendo?

Si quieres iniciarte en el mundo de la inversión y sacar rentabilidad a tus ahorros, un concepto que tienes que tener meridianemente claro es qué es un aristócrata del dividendoUna compañía puede elegir repartir parte de sus beneficios entre sus accionistas. Esto no es obligatorio, pero muchas compañías lo hacen. Son los llamados dividendos. Tu compras hoy 100 acciones de Telefónica a 9 euros y recibes un dividendo anual de 0,80€ por acción (cifras inventadas), por lo que tendrás un dividendo anual de 80€ (menos #Montoro). 


Entre las compañías que reparten dividendos, hay ciertas compañías que vienen dando a sus accionistas un dividendo anual creciente (esto es, cada año dan un dividendo mayor que el anterior) durante al menos 25 años. Estas son las aristócratas del dividendo. Un año nos darán 0,50$/acción, y al año siguiente 0,51$/acción, y al siguiente 0,60$ acción, y así 25 años, siempre dando más dividendo que el año anterior.

¿Significa esto que siempre darán un dividendo mayor que el año anterior?

No. En el mundo de las inversiones las rentabilidades nunca están aseguradas. Si lo estuvieran, no estaría yo escribiendo esto ni usted leyéndolo. Pero si queremos invertir de cara a recibir una renta periódica, parece más seguro invertir en una de estas empresas que en una empresa que un año nos da un dividendo, al año siguiente lo baja, al siguiente lo cancela y al siguiente vuelve a retomarlo. Hay una cosa que tenemos que tener en cuenta: para que una empresa haya podido repartir un dividendo anual creciente durante al menos 25 años, esta empresa ha tenido que ser solvente y exitosa durante un largo periodo de tiempo. Una empresa puede endeudarse para pagar un dividendo, o puede hacerlo destinando más dinero que el que ha obtenido ese año vía beneficios para pagarlo, pero esta situación no parece ser sostenible durante 25 años. Antes o después, habría quebrado.

Un aristócrata del dividendo puede quebrar, por supuesto, pero esa empresa ha demostrado durante su reciente (y larga) historia ser estable y saludable financieramente. A partir de ahí, tendremos que buscar la empresa en la que nos sintamos cómodos invirtiendo nuestro dinero.
• • •

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada